Corazón pequeñito

PRELUDIO

Estamos cayendo en un agujero negro de equivocaciones irremediables.

Ojalá tuviéramos la luz que necesitamos para saber hacer las cosas bien. Que alguien nos detenga por favor, estamos cayendo a lo más profundo, no hay retorno y se siente frío, nuestros cuerpos han perdido el calor y nuestras almas nos abandonan.

Ya entiendo como esto seguirá… Seremos dos fantasmas. Desde lejos te veré pasar desde atrás de un cristal y mi alma no te recordará, serás un anhelo. Una puerta que nunca se abrirá y ahora ya lo veo.

Pensé en el otro día donde descubrí lo que no quería descubrir, cuando te vi huyendo, como ladrón que huye en la oscuridad. Te vi y mi alma se consumio.

Quien si no yo, para comprender mejor mi dolor-

Que triste es ver irse a aquellos que consideraste amigos, familia, amor. Pero si de algo hay que arrepentirse, será de no haberlo entendido antes. Todos necesitamos querer a los demás con sus virtudes y defectos.

No quiero regresar al pasado a nada más que para aprender de él, creo que es tiempo de volver a lo bueno, a lo que nos hace felices. Todos tenemos nuestras fuerzas dentro, tenemos lo necesario para salir del 🕳 agujero en el que muchos estamos.

Aún cuando me siento pequeñito, doy saltos para lograr salir, no hay nada
que pueda detenerme. Como Anna Frank dijo una vez:

«No soy rica en dinero ni en bienes terrenales; no soy hermosa, ni inteligente, ni lista; ¡pero soy feliz y lo seguiré siendo! Soy feliz por naturaleza, quiero a las personas, no soy desconfiada y quiero verlas felices conmigo»

Anna Frank

Es la verdad, no puedo ocultarla, por mucho que deseo ser indiferente, aburrido o malo, no puedo y es que se me hace el corazón pequeñito cuando actuo como no soy en realidad.

Condenenme a sufrir una eternidad, porque seguiré de pie en mis convicciones, seguiré enamorandome, seguiré entregando mi todo, seguiré luchando y tratando de hacer del mundo un lugar más apacible. Y cuando pierda la fe, la noche caerá en mi y se que será el día en que tenga que irme.

Partiré con poco equipaje, poco más que mi conciencia, mi alma y mi luz, buscare como navegar en las olas galácticas de el universo y de allí iré a donde nos esperan aquellos que se han ido a descansar.

Cuanto tiempo perderemos y cuanto tiempo dejaremos pasar para comprender que debemos enfocarnos en lo que nos hace feliz, me pregunto ¿porque?. ¿Porqué debemos tener heridas que no sanen del todo? Pero observenme acá, escribiendo lo que llevo en mi mente y tratando de organizar mis ideas, de autosanar.

Ojala dejáramos de pretender ser felices y serlo de verdad.
Ojala hubieran muchas oportunidades para reiniciar todo una y otra vez.
Ojalá y el ser uno mismo no doliera tanto.
Ojalá y no nos llenaramos de espectativas nuestras mentes.
Ojalá y algún día entendamos que somos polvo de estrella y que no debemos preocuparnos por nada más.
Ojalá y algún día me entienda a mi mismo, para poder entender a los demás.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s